Blanqueador natural: ¡solo 1 cucharada en la lavadora es suficiente para una ropa blanca e inmaculada!

Cuando lavamos la ropa, el objetivo principal es que la ropa quede limpia, fragante y fresca. Algunos productos que se utilizan para blanquear la ropa suelen ser demasiado agresivos y peligrosos para el medio ambiente. Por ejemplo, se suele utilizar lejía, que contiene numerosos contaminantes. Precisamente por eso, es necesario encontrar remedios alternativos y naturales para que la ropa quede siempre blanca y limpia. Descubre cómo.

 

 

Blanqueador natural: ¡solo 1 cucharada en la lavadora es suficiente para una ropa blanca e inmaculada!

Percarbonato

Como alternativa al bicarbonato de sodio, puedes utilizar un producto muy similar, el percarbonato. Este ingrediente es muy efectivo para blanquear la ropa y además actúa de forma respetuosa con el medio ambiente en comparación con la lejía, por lo tanto, no daña el medio ambiente. Agregue 1 cucharada de percarbonato al detergente líquido de su lavadora, configure el programa de lavado a alta temperatura y encienda la lavadora. Si las manchas en las prendas blancas son muy rebeldes, te recomendamos que pongas 2 cucharadas de percarbonato, con el fin de obtener una ropa muy blanca, como nueva.

Si lo prefieres, también puedes remojar las prendas en agua y percarbonato antes de lavarlas en la lavadora. Las manchas desaparecerán y la ropa volverá a brillar.

Peróxido de hidrógeno

El peróxido de hidrógeno es una alternativa válida a la lejía, sobre todo porque permite conseguir los mismos resultados sin contaminar el medio ambiente. Cuando usas peróxido de hidrógeno en la lavadora, se activan ciertos principios que blanquean suavemente todas tus prendas, sin dañarlas. Obviamente, hay que utilizar este producto con mucho cuidado, ya que, si se exceden las dosis, puede convertirse en una sustancia altamente tóxica y peligrosa.

Vierte 1 cucharada de agua oxigenada en el cajón del detergente, inicia el programa de lavado y admira el resultado.

Limón

El limón es definitivamente un ingrediente que nunca falta en la cocina, pero también es perfecto para lavar la ropa. De hecho, este ingrediente tiene excelentes propiedades blanqueadoras. Agregue 1 cucharada de jugo de limón al cajón de detergente y comience a lavar. Aumente la cantidad de cucharadas si las prendas están muy amarillentas y tienen manchas difíciles. Además de blanquear todas tus prendas, el limón las inundará de un aroma delicioso y fresco.

Como puedes ver, hay muchos remedios naturales muy efectivos para que tu ropa esté siempre blanca y brillante. A partir de ahora, puedes decir adiós a la lejía y otros productos químicos. Gracias a estos métodos, tu ropa volverá a brillar y a brillar.