Cuando inicia un ciclo de lavado a máquina, no solo desea que su ropa esté limpia, sino también que huela bien. ¿Imaginas tu asombro cuando sale impregnado de un olor nauseabundo? Ciertamente es culpa de su máquina y no de su producto detergente. Para evitar esto, existen acciones simples y efectivas para adoptar. Descubre cómo perfumar tu lavadora de forma eficaz y sencilla.

Se supone que la lavadora es uno de los electrodomésticos más limpios y saludables de la casa. Y, sin embargo, a veces puede desprender olores que te revuelven el estómago. Esto puede deberse a un mal mantenimiento de la máquina, a un depósito de productos detergentes en el depósito o a la presencia de moho entre las juntas.

La lavadora, esa herramienta imprescindible

mal olor a ropa

Mal olor en la lavadora – Fuente: spm

Útil para limpiar la ropa del sudor diario y de las manchas y olores persistentes  de alimentos, productos cosméticos o incluso pintura para algunos, la lavadora se ha convertido en un elemento esencial en la vida cotidiana.

Para perfumar su máquina, no es necesario que se arruine con productos detergentes tóxicos vendidos en el mercado y embellecidos con aceites esenciales. Los vapores de malos olores se pueden eliminar de otra manera, de forma ecológica, natural y segura.

¿Cómo limpiar y perfumar tu lavadora?

limpieza de maquinas

Limpieza de la máquina – Fuente: spm

Para empezar, limpia tu lavadora. Sumerja una esponja limpia o un paño de microfibra en una taza o recipiente que contenga un tercio de vinagre blanco y dos tercios de agua y limpie bien la lavadora. Puede agregar unas gotas de jabón negro a la mezcla para una mayor eficiencia. Comience por quitar el cajón del detergente y todas las partes removibles de su lavadora y lavarlas en su fregadero. A continuación, limpie todos los rincones de su máquina  sin dejar ninguna pieza  : la puerta, el tambor y las juntas.

Cuando su máquina esté completamente limpia, vuelva a colocar las piezas extraíbles y deje la puerta entreabierta para permitir que su máquina se seque correctamente al aire libre  para evitar cualquier rastro de humedad y la aparición de moho.

Ahora es el momento de descubrir el truco de la abuela que hará que tu lavadora huela a limpio. Es vinagre de sidra de manzana. Este producto de uso diario, útil para desenredar y devolver el brillo a tu cabello, será un aliado muy eficaz para perfumar tu máquina.

Para ello, simplemente vierte en el tambor de tu máquina el equivalente a un vaso de vinagre de sidra de manzana y una cucharada de bicarbonato de sodio. A continuación, inicie un ciclo caliente sin carga y deje que esta solución actúe. Podrás admirar el resultado nada más abrir la puerta de tu lavadora. Repita esto una vez al mes ya que el efecto puede desaparecer . Olvídate de la lejía y otros productos químicos. En lugar de enmascarar el olor, el vinagre de sidra o el vinagre blanco, mediante esta técnica, eliminarán los malos olores de tu máquina sin dañar ni tu electrodoméstico ni tu ropa.

También puede haber notado que se está formando moho en la puerta de su electrodoméstico. Se deben a que la puerta de tu lavadora permanece cerrada entre dos ciclos. Esta es también la razón por la que siempre debes dejarlo abierto entre lavados.