Ocurre con mucha frecuencia que el desagüe del lavabo o de la ducha se obstruye , despidiendo un olor muy desagradable a pesar de tener la cocina y el baño muy limpios.

Lo más lógico es utilizar un producto químico especial para destapar los desagües , o llamar a un especialista. Sin embargo, existen opciones más baratas, ecológicas e igualmente efectivas.

A continuación te proponemos un sencillo truco que, además de desatascar el desagüe atascado y eliminar los malos olores , también nos permite limpiar en profundidad la superficie del fregadero y hacer que vuelva a brillar.

Necesitas:

  • 130 gramos de bicarbonato de sodio
  • 130ml de vinagre blanco
  • 250ml de agua tibia

Eche el bicarbonato de sodio por el desagüe, luego caliente el agua y el vinagre blanco y hierva.

Déjalo reposar durante un par de minutos, luego vierte lentamente el agua caliente por el desagüe. Se creará una reacción efervescente que se debe dejar actuar durante 15 minutos.

Puedes aprovechar la reacción efervescente para limpiar toda la superficie del lavabo con una esponja y guantes (recuerda que el agua está muy caliente) y que vuelva a brillar.

Este truco es la forma más sencilla y eficaz de desatascar un desagüe atascado de forma económica y respetuosa con el medio ambiente.