Existe un truco poco conocido pero infalible para lograr un piso brillante y sin rayas. Te lo explicamos en el siguiente artículo.

Durante la limpieza de la casa no es difícil darse cuenta de que el suelo es el elemento más problemático y difícil de limpiar. Sucede que pasamos mucho tiempo limpiando la casa, pasamos una y otra vez con la fregona por el suelo intentando eliminar rayas y demás. Hay mucha frustración por no tener éxito, pero el problema no somos nosotros, son los productos que usamos los que no son los adecuados. Cada piso requiere diferentes productos y cuidados ya que los materiales de nuestros pisos determinan el mejor detergente. No se puede utilizar el mismo producto para mármol y madera.

Sin embargo, existe un truco infalible que solucionará todos los problemas enumerados anteriormente y es válido para todo tipo de pavimentos . Veamos juntos en qué consiste y cuál es el producto mágico.

Limpia tus suelos con este producto: nunca volverás

¿Cuántas veces nos encontramos teniendo que limpiar la casa después de un día agotador? Suele pasar que el único buen momento para dedicarse a limpiar la casa es al final de la tarde o al anochecer. Algunos tipos de trabajo requieren subvertir la clásica distribución diaria de compromisos. Especialmente para aquellos que tienen que dedicarse a la limpieza después de un día ajetreado, es realmente frustrante no poder obtener un resultado decente o que al menos refleje su esfuerzo.

Para superar este problema, estamos constantemente buscando el producto perfecto e incluso estamos dispuestos a pagar el doble con la esperanza de que esta última compra sea la correcta. Recorremos las estanterías de los supermercados tratando de averiguar dónde está ese detergente que aún no hemos probado y del que se habla mucho en la televisión. Felices de gastar este dinero con la convicción de traer a casa un producto milagroso, nuestras expectativas se decepcionan de inmediato.

El gran aroma y el glamuroso empaque no pueden compensar el bajo rendimiento de estos productos. A veces lo que tenemos que hacer es dejar de lado la idea de que para obtener los mejores resultados tenemos que gastar más. La mayoría de las veces ya tenemos la solución en casa.

De hecho, son muy pocos los que conocen este truco para limpiar suelos a la perfección, un truco que solo requiere el uso de sal de mesa . Nunca lo hubieras adivinado, pero lo es. Veamos juntos cómo usar la sal de mesa en nuestra limpieza diaria.

Salas de limpieza de pisos
 

Sal de cocina y suelos sucios: puedes decir adiós a las rayas

Pues sí, la solución a este problema ya estaba en la despensa de nuestra casa. Antes de explicar cómo usar la sal, debemos aclarar cuáles son todas sus propiedades, para entender por qué se usa. La sal es un excelente limpiador, un poderoso remedio natural para la limpieza de nuestra casa. Limpia, desinfecta, contrasta los malos olores y la aparición de mohos .

Lo que tienes que hacer es simplemente llenar una palangana con agua caliente y añadir unas cucharadas de sal, al menos dos. Mezcle hasta que se disuelva y proceda con la limpieza normal del piso.

Pavimento brillante
 

Para potenciar su acción , también se puede añadir al agua caliente bicarbonato de sodio y vinagre de vino blanco . Con la incorporación de estos dos productos puedes despedirte definitivamente de la suciedad persistente, los malos olores, las bacterias y sobre todo los halos.

Trate de creer, a veces la mejor solución ya está delante de nuestras narices. Estos tres ingredientes no solo son excelentes para limpiar pisos. Se pueden utilizar de muchas otras formas y en todas las superficies y el resultado siempre será el mismo: limpieza, perfume y limpieza.