¡ Entre las muchas cosas para lavar en casa, el vidrio es sin duda una de las más complicadas!

Las razones son variadas, desde halos que a menudo luchan por desaparecer hasta manchas de agua que se forman constantemente, especialmente en invierno, cuando llueve a menudo.

Para lavarlos, como siempre, os invito a preferir productos naturales y nunca agresivos porque, a la larga, pueden corroerse y hacer que el cristal pierda su brillo característico.

¡Así que hoy veremos juntos cómo limpiar las ventanas de la casa con métodos naturales y efectivos!

vinagre blanco

El vinagre blanco en este caso resulta ser una excelente solución. De hecho, este ingrediente natural tiene grandes propiedades desengrasantes que hacen que muchas superficies sean súper brillantes .

Para usarlo, simplemente llene una botella de spray con partes iguales de agua tibia y vinagre.

Cuando cierres la tapa, agita bien y rocía sobre el cristal , luego seca con un paño de microfibra y verás que excelente resultado!

Si alguna vez te preocupa el olor, no te preocupes, ¡desaparecerá en poco tiempo!

Limón

En caso de que no te guste el vinagre por su olor no siempre agradable, ¡ el limón es una excelente alternativa!

De hecho, tanto el limón como el vinagre son ingredientes a base de ácido y sin duda pueden ayudarte a limpiar el vaso.

Lo único que tienes que hacer es poner el jugo filtrado de 2 o 3 limones grandes siempre en un recipiente con atomizador, lo que resulta ser una solución sumamente práctica.

Una vez creada la mezcla, pulveriza la mezcla sobre el vaso , seca con un paño y ¡verás qué resultado!

Bicarbonato

¡Sin duda no podía faltar la punta de lanza de los remedios naturales!

El bicarbonato de sodio es muy efectivo para vidrios particularmente sucios o esmerilados , gracias a su ligera acción abrasiva que eliminará las manchas difíciles.

Pues en este caso solo tendrás que llenar una palangana y verter en su interior 2 cucharadas llenas de bicarbonato de sodio.

Luego use primero una esponja suave para lavar y frotar y luego complete el lavado secando con un paño seco.

Polvos de talco

¿Alguna vez has oído hablar de talco para bebés para limpiar ventanas?

¡Sepa que si nunca lo ha probado, esta es una de las soluciones más utilizadas por los amantes de los remedios naturales!

¡El polvo de talco puede hacer que cualquier superficie de vidrio sea súper brillante! Además es un truco muy sencillo de preparar.

Tendrás que introducir 2 cucharadas de polvos de talco en 700 ml de agua , mezclar bien y si lo prefieres pasarlo todo a un recipiente pulverizador con la ayuda de un embudo.

Pulverizar la mezcla sobre el cristal y lavar con un paño de microfibras. Si ve halos o queda producto en el cristal, séquelo con un paño de algodón.

Antes de volver a utilizarlo, agita siempre el envase del spray porque el talco tiende a quedarse en el fondo.

Jabon amarillo

¡Por fin vemos un remedio natural que incluye un ingrediente que usaban nuestras Abuelas!

De hecho, el jabón amarillo nos hace retroceder un poco en el tiempo, aunque hoy en día muchas personas todavía lo usan a diario.

Para lavar las ventanas con este elemento, tendrás que llenar una palangana con agua caliente , tomar un trozo de jabón y extenderlo sobre una esponja suave.

Luego remoje ligeramente la esponja en el lavabo y lave las ventanas. Enjuague con un paño y seque bien.

¡Este método es especialmente adecuado para vidrios muy sucios!