Para que prosperen y duren mucho tiempo, las plantas necesitan riego regular. El agua es un elemento vital que no solo mantiene las plantas hidratadas, sino que también transporta los nutrientes del suelo a las células de las plantas. Dicho esto, cuando se prepara para viajar, la cuestión de regar las plantas se convierte en una preocupación, especialmente cuando tienes plantas tropicales que aprecian la humedad.

¡Decides tomarte unas vacaciones pero piensas en tus plantas que corren el riesgo de deshidratarse en tu ausencia! No se asuste, hay una solución simple y efectiva que puede mantenerlos con vida hasta que regrese. Te lo contamos todo.

Regar las plantas aunque te vayas de vacaciones es posible

Para evitar que tus plantas se sequen y mantenerlas hidratadas  incluso cuando te vayas de vacaciones,  puedes  utilizar una lana empapada en agua.

Este consejo de la abuela consiste en  colocar un recipiente con agua muy por encima de tu maceta  , por ejemplo sobre una silla. Primero riega la planta. Luego coloque un extremo del hilo de lana en el recipiente hasta que toque el fondo y el otro extremo en la tierra para macetas. La planta podrá hidratarse  gracias al hilo de lana que une el recipiente a la maceta.

Tenga en cuenta que puede reemplazar el hilo con una cuerda estirada o un tubo de plástico, asegurándose de que el extremo del tubo toque el fondo del recipiente de agua.

¿Cuáles son algunos otros consejos para regar las plantas mientras estamos fuera?

Para poder viajar con tranquilidad sabiendo que a tus plantas no les faltará agua, otros consejos pueden ayudarte a mantenerlas hidratadas.

  • Regar las plantas con un sistema de riego por goteo.
Botellas de plástico para regar las plantas.

Para instalar un sistema de riego por goteo, tome una botella de agua grande y desenrosque la tapa para hacer un pequeño orificio en el centro. Luego llene la botella con agua, vuelva a colocar la tapa  y plante la botella, boca abajo,  en el suelo, cerca de sus plantas. Tenga en cuenta que necesitará una botella de 1,5 L para sus plantas en maceta y un bidón de 5 L para plantas de jardín o huerto. Este riego por goteo  es un método de riego eficiente y económico  para mantener tus plantas hidratadas durante tu ausencia. Sin embargo, es recomendable  instalar este riego unos días antes de su partida,  para comprobar el flujo de agua y asegurarse de que el diámetro del orificio en el tapón sea el adecuado.

  • Usa agua en gel para regar las plantas durante las vacaciones

Los sobres de agua en gel son una buena alternativa al riego de plantas. Estos sobres disponibles en centros de jardinería  contienen agua que se ha solidificado.  El agua gelificada se inserta en la tierra. Se licua lentamente y esto es lo que permite que  las plantas se rieguen gradualmente.  Puede dejar caer una bolsita o dos en el suelo de su planta en maceta, dependiendo de sus necesidades de riego. Tenga en cuenta que una bolsita de agua de gelatina puede durar hasta un mes.

Plantas en macetas verdes.

  • Usa los guijarros de arcilla para regar las plantas mientras estamos fuera.

Los guijarros de arcilla son muy beneficiosos para las plantas. Colocados en el fondo de la maceta,  favorecen el drenaje  y airean el sustrato para que las raíces se desarrollen mejor,  además de mantener la humedad de la tierra. Dicho esto, antes de viajar, cubre la superficie de la tierra de tus macetas o jardineras con guijarros de arcilla. Limitarán  la evaporación del agua y mantendrán la tierra húmeda. 

Además de estos consejos, existen ciertas medidas a tomar antes de viajar. De hecho, es aconsejable  mover las plantas de interior a la sombra,  para que el sol no las seque, pero sin privarlas de la luz del día. También puedes mantener tus plantas  en un lugar fresco como el baño , siempre que tenga ventana y sea luminoso. Además, con respecto a tus plantas en el jardín, piensa antes de salir,  en eliminar las malas hierbas y las flores marchitas  para mantener tus plantas en mejor estado de salud. Si tienes macetas colocadas en el exterior y no puedes moverlas,  es recomendable cubrir la tierra con mantillo. El mulching es un regulador térmico natural que ayuda a mantener la tierra húmeda  y espaciar los riegos.

Gracias a estos diferentes consejos, tus plantas no correrán el riesgo de quedarse sin agua o marchitarse. Podrás viajar con tranquilidad.