Press ESC to close

Pon una bola de papel de aluminio en la despensa: soluciona un molesto problema para siempre

El papel de aluminio es una herramienta indispensable en cualquier cocina. Es práctico a la hora de cocinar un plato al horno, para envolver un bocadillo, proteger la vitrocerámica o mantener la vajilla caliente. Y esto, gracias a sus propiedades reflectantes que le permiten actuar como barrera contra la luz y el oxígeno. Arrojaremos más luz sobre esta herramienta versátil y revelaremos un pequeño truco brillante para proteger el arroz y la harina.

¿Cómo funciona el papel de aluminio?

Usa papel de aluminio

Un rollo de papel de aluminio – Fuente: spm

¿Alguna vez te has preguntado cómo el papel de aluminio mantiene la comida caliente? De hecho, la lámina refleja la energía térmica de regreso a la comida. Así ayuda a mantener el aroma, la humedad y el sabor de sus platos cocinados.

El papel de aluminio   mantiene la comida caliente, pero si el papel de aluminio entra en contacto directo con el producto, la energía térmica viajará a través del papel de aluminio y podría escapar. Sin embargo, si se coloca un poco más alejado de los alimentos, puede reflejar correctamente la energía térmica y así conservar su frescura. Por lo tanto, es recomendable envolverlos previamente con unas cuantas capas de papel pergamino para crear bolsas de aire, antes de envolver el papel de aluminio.

Sin embargo, tenga en cuenta que el aluminio es un mal aislante. Además, para hacerlo más eficiente, colócalo en cajas de fibra de vidrio o cerámica. Esto mantiene la comida caliente por más tiempo.

Actuando como una barrera de aire que puede transferir calor a los alimentos fríos o congelados, el papel de aluminio ayuda a mantener la temperatura de los alimentos, ya sea caliente o frío.

Papel de aluminio para mantener a los insectos alejados de la despensa.

Abre un tarro de arroz.

Abre un tarro de arroz – Fuente: spm

Aparte del envoltorio de alimentos, el papel de aluminio es notablemente versátil. Su uso va mucho más allá de los límites de la cocina. En particular, se puede usar en ventanas para mantener la casa fresca en verano y cálida en invierno. Pero también para eliminar el óxido, hacer brillar la platería, eliminar la electricidad estática en la ropa, facilitar la coloración del cabello o la manicura permanente en las uñas… y la lista sigue y sigue.

Sin embargo, en tu despensa también te será de gran utilidad. Sobre todo para proteger los tarros donde guardas  el arroz  y la harina. Al poner algunas bolas de aluminio dentro de estos contenedores, prolongas su vida. Como probablemente sepa, estos ingredientes suelen ser víctimas de la invasión de ciertas plagas, como moscas, hormigas, polillas o incluso pececillos de plata. A estas pequeñas bestias les encanta vagar por los armarios de la cocina donde guardas la harina, la pasta, el arroz, los cereales o el chocolate. Estos insectos se multiplican de forma vertiginosa y no son higiénicos.

Para deshacerse de él, el uso de papel de aluminio es muy apropiado. Su aspecto brillante las repele inmediatamente. Gracias al truco de las bolitas, el arroz o la  harina  se pueden conservar al menos durante seis meses. En estas condiciones, asegúrese de que las famosas moscas de la harina u otras plagas ya no aparecerán en el área.