Es muy importante limpiar la lavadora al menos una vez al mes, hay muchos productos para hacer esto, pero uno en particular funciona increíblemente bien.

Para la limpieza interior de la lavadora disponemos de productos químicos y productos naturales. Pero uno en particular te dejará gratamente sorprendido y sin ningún esfuerzo.

¿Por qué debes limpiar la lavadora?

Si la lavadora se para en casa, cunde el pánico, tras su llegada este electrodoméstico ha revolucionado la vida de muchas mujeres y más allá para mejor.

Lavarse las sábanas a mano es impensable. Podría usar una lavandería de autoservicio que funciona con monedas, como suelen hacer en el extranjero. Pero después de tenerlo en casa, pocos renuncian a tal comodidad.

Por lo que si queremos disfrutar de la lavadora durante mucho tiempo y no tener que volver a comprarla, hay que conservarla de la mejor manera posible, incluida su limpieza interna periódica.

El hecho de que haya un movimiento de agua y jabón no debe engañar. Hay varias partes de esta máquina que, si no se limpian adecuadamente, conducen a un lento pero inexorable deterioro de la máquina.

Moho en la lavadora
 

Sin mencionar que disminuye su capacidad para limpiar la ropa, y la máquina puede soltar la suciedad que se deposita en la ropa. Incluso el uso de agua fría para el lavado puede conducir a la larga a no permitir una buena eliminación de la suciedad y los restos de jabón.

Productos naturales para limpiar la lavadora

El agua sucia junto con partes del tejido que se desprenden durante el proceso y las partículas de los detergentes que se acumulan son capaces de formar una capa viscosa que debe ser eliminada.

Además, estos residuos también pueden hacer peligrar el correcto funcionamiento de la lavadora, haciendo que consuma más agua o, directamente, dañando el tambor u otra pieza.

De vez en cuando lo que necesitas hacer es limpiar tu lavadora a mano con algo tan simple como vinagre y bicarbonato de sodio.

En este caso lo único que tenemos que hacer es poner en marcha la lavadora con agua caliente y sin ropa dentro ni jabón en el compartimento.
Posteriormente mientras se llena, añade un par de vasos de vinagre blanco y dos o tres cucharadas de bicarbonato de sodio.

vinagre blanco
 

Ponemos en marcha la lavadora durante unos 10 minutos y detenemos el proceso.

Finalmente deja reposar la lavadora con la puerta abierta y, pasadas un par de horas, coge una esponja abrasiva y limpia las paredes del tambor con esa solución de agua, vinagre y bicarbonato.
Enjuagamos con agua caliente y, al menos lo que tenemos a mano, ya está hecho.

Cápsula de detergente para lavavajillas: el remedio definitivo

En este caso tomamos prestadas las cápsulas de lavado de otro electrodoméstico muy popular, el lavavajillas,  y las metemos en la lavadora. No, no es un error, y con este cambio no tendremos que hacer nada, solo ver cómo funciona mientras quita toda la suciedad del tambor.

Es un tratamiento a realizar al menos una vez al mes, poniendo un par de pastillas lavavajillas directamente en el cesto , sin despojarlas de la membrana que las recubre.

Cápsulas para lavavajillas
 

Luego configure el programa con la temperatura a 60° y encienda la máquina. Ya desde los primeros 10 minutos verá la suciedad de la puerta de la máquina, que se mueve dentro del tambor.

Pero tras una hora de lavado la suciedad es aún más visible, lista para ser eliminada una vez iniciadas las fases de aclarado. Increíble verdad?