La mayoría de las máscaras están diseñadas para durar poco tiempo y obligarnos a comprar una nueva. Es realmente molesto encontrar máscaras de pestañas secas y aparentemente inservibles, pero antes de tirarlas, puedes intentar aplicar uno de los siguientes trucos para recuperarlas.

Casi todas las máscaras de pestañas duran entre 3 y 6 meses desde el primer uso , pero muchas pueden secarse antes por un mal uso o quizás porque no están bien cerradas en su estuche y permanecen demasiado tiempo en contacto con el aire.

Uno de los errores más comunes que pueden llevar al deterioro prematuro de la máscara es que se tiende a ponerla y quitarla varias veces para que “capte” más producto. Este hábito no hace más que permitir que entre aire adicional en el estuche, lo que hace que la máscara se seque más rápido.

Otro error frecuente es que, cuando usamos demasiado producto con la máscara de pestañas, tratamos de eliminar el exceso contra los bordes del estuche. Este hábito también hace que la máscara se seque primero.

Para recuperar una máscara de pestañas seca puedes aplicar unas gotas de aceite de oliva o aceite de almendras.

Alternativamente, puedes calentar la máscara al baño maría. Procede de la siguiente manera: calienta un vaso de agua en el microondas, luego coloca la máscara de pestañas sobre el vaso y déjalo durante unos 10 minutos.

El último método es poner unas gotas de colirio en el envase de la máscara y agitar bien.

Estos sencillos trucos te permitirán recuperar una máscara de pestañas seca y hacer que dure más.