En casa, queremos que huela bien. De hecho, perfumar su interior se ha puesto muy de moda en los últimos años. La fragancia del hogar contribuye de la misma manera que la decoración, al embellecimiento de su interior, pero entre las diferentes referencias y los modos de difusión, uno puede perderse rápidamente. ¿Qué medio de difusión es el adecuado para usted?

1. ¿Cómo elegir tu fragancia para el hogar?

Perfumar tu hogar es un verdadero placer para muchos de nosotros. A menudo se utiliza para crear un ambiente cálido y relajante o para aportar un toque de frescura o para ocasiones especiales. ¡Todas las habitaciones de la casa pasan por él!

Hay varias formas de perfumar tu interior. Dependiendo de la estancia y de la intensidad deseada, puedes optar por un difusor, un vaporizador o una vela ambiental que dejará un olor dulce impregnando toda la casa.

La elección de las fragancias estará orientada de acuerdo a tu gusto, por lo que naturalmente elegirás los aromas que más te gusten. Debe reflejar su personalidad o combinar con la decoración de su interior .

2. ¿Por qué perfumar tu hogar?

Siempre es más agradable oler un perfume dulce cuando cruzas el umbral de tu casa. Sobre todo porque las fragancias tienen virtudes y tienen un impacto directo en nuestro comportamiento y estado de ánimo.

Tenga en cuenta que las fragancias para el hogar, las velas y los aceites esenciales no solo son beneficiosos a nivel emocional, sino que también pueden actuar sobre nuestra salud y contribuir al bienestar físico.

Consejo: evita los ambientadores de combustión o el incienso, que contribuyen a la contaminación del aire y por tanto son menos ecológicos. En su lugar, prefiera fragancias para el hogar 100 % vegetales, basadas en plantas y flores naturales. Mucho más placenteros y menos nauseabundos, también son más económicos

3. ¿Qué aroma elegir?

No todos los aromas tienen los mismos efectos, así que recuerda elegir diferentes aromas para cada habitación. Para la entrada, por ejemplo, conviene inclinarse más hacia los olores verdes y afrutados, siempre es más agradable ser acogido con aromas frescos y tónicos. En cuanto a las salas de estar, como la sala de estar, que es sinónimo de convivencia, opta por aromas florales con propiedades relajantes. Por lo tanto, le recomendamos que alterne según las estaciones. Notas especiadas en otoño, notas amaderadas en invierno y frescura en verano.

En un dormitorio, que es un espacio confortable propicio para el descanso. Es importante que el ambiente sea relajante, que promueva la relajación y el sueño. Apuesta por fragancias suaves y delicadas como la rosa o la flor de algodón. Para la cocina, opta por fragancias frescas y naturales para disimular al máximo los diferentes olores. Utiliza aceites esenciales como el de azahar, tomillo o verbena.

En cuanto al baño y aseo, elige aromas marinos o cítricos, perfectos para neutralizar los malos olores. Finalmente, para una habitación como una oficina o una biblioteca, prefiera fragancias de ambiente que favorezcan la concentración, como el almizcle, el ámbar o el sándalo.