Noble, refinado, elegante… El mármol es un material que aporta un toque chic y lujoso a nuestros espacios vitales. Único problema: aunque es duro y resistente, sigue siendo un material muy delicado cuyo mantenimiento es especialmente laborioso. Siempre tenga mucho cuidado de no dañarlo o empañarlo. Lo ideal es que los remedios naturales, suaves y ecológicos sean siempre menos agresivos para limpiar el mármol. Lo primero que debe recordar: siga siempre las instrucciones del fabricante. Porque, para que brille, algunos ingredientes naturales no son los adecuados.

Por lo tanto, existen muchas alternativas naturales con las que puedes limpiar y pulir tus superficies de mármol en casa. Pero antes de comenzar con la limpieza, es muy importante hacer una selección para saber exactamente qué productos son los más adecuados para su mantenimiento. Es absolutamente necesario evitar algunos errores. Sepa, por ejemplo, que el mármol no soporta demasiada agua: por lo tanto, recuerde secar rápidamente la superficie antes de que se formen marcas antiestéticas y difíciles de eliminar.

¡Ahora descubramos cómo limpiar el mármol de una manera simple y efectiva!

Lo que no debes usar en mármol

El mármol es una piedra que embellece y da mucho estilo a las superficies y elementos de la casa. Pero, debido a que sigue siendo muy frágil y sensible, este material no soporta la acidez decapante de ciertos productos de limpieza.

Antes de comenzar, desde el suelo hasta el mostrador, es importante saber qué productos no debe utilizar en absoluto en sus superficies de mármol para no desnaturalizar la piedra.

No uses productos naturales como vinagre sobre mármol, ya sea vinagre blanco o sidra de manzana. También debe evitar el uso de ácido cítrico, limón, al igual que la lejía. Lo mismo ocurre con los productos desincrustantes y químicos.

Para conservar el brillo del mármol, seque siempre la superficie lo antes posible para que no absorba las manchas, especialmente las de vinagre, zumo de naranja o limón. Lo mismo ocurre con las bebidas o alimentos que manchan los objetos, como el vino, el té o ciertas especias como el curry.

En cuanto a la limpieza, nunca frotar el mármol con esponjas abrasivas, sino blandas. Prefiera siempre paños de microfibra suaves y limpios. Recuerda frotar suavemente con ligeros movimientos circulares para evitar rayar las superficies. Como precaución, es mejor comenzar limpiando un área pequeña para ver la reacción antes de comenzar la limpieza profunda.

eliminar las manchas

Hablamos principalmente de las manchas de grasa que se pueden encontrar en las superficies de mármol.

Es recomendable actuar siempre con rapidez para evitar la formación de manchas persistentes.

Para eliminar todos los restos de grasa del mármol, prepara una mezcla a partes iguales de bicarbonato de sodio y maicena y aplícala suavemente sobre las  manchas . No frotar, realizar movimientos suaves y retirar el exceso. También puedes usar fécula de patata.

El bicarbonato de sodio tiene una suave acción desmanchante y exfoliante, muy adecuada para este tipo de materiales. Por otro lado, el almidón de maíz tiene una poderosa capacidad de absorción.

Nota:  si no tienes otra opción, puedes usar vinagre blanco, siempre que lo diluyas adecuadamente en un balde grande de agua. Puede ayudarte a eliminar algunas manchas. Pero no deje que actúe durante mucho tiempo, enjuague la solución lo suficientemente rápido.

eliminar el polvo

El polvo se acumula rápidamente sobre el mármol y hace que pierda su estética. Hay varios métodos diferentes para eliminarlo de manera efectiva. Para el mármol, lo mejor es utilizar un paño de microfibra. Simplemente humedezca este paño suave con un poco de agua tibia y quite el polvo, luego seque rápidamente y limpie la superficie. ¡La limpieza estará allí!

limpieza de suelos de marmol

Piso de mármol

logotipo de pinterest

Suelo de mármol – Fuente: spm

¿Cómo hacer tu propio limpiador de pisos de mármol en casa?

Necesitará:

  • 1 cucharada de jabón de Marsella (previamente reducido a virutas)
  • 3 cucharadas de bicarbonato de sodio
  • 3 litros de agua

Llena un recipiente con agua caliente, vierte el bicarbonato de sodio y el jabón de Marsella (o jabón negro), disolviendo bien los ingredientes. Sumerja una esponja en la mezcla y limpie suavemente la superficie. Seque bien con un paño limpio para evitar rayas.

El jabón de Marsella es un producto natural muy popular y muy versátil que puede disolver la suciedad rápidamente sin dañar las superficies. Pero si no tienes ninguno, también puedes usar jabón orgánico para platos.

PD: todavía puedes hacer tu limpiador usando otros ingredientes como cristales de soda o piedra de arcilla.

limpieza de encimeras de marmol

mostrador de mármol

logotipo de pinterest

Mostrador de mármol – Fuente: spm

Para las encimeras de mármol, el jabón de Marsella es muy eficaz, en particular gracias a su acción de limpieza suave y no agresiva.

Llena una palangana con agua y añade por cada litro 1/2 cucharada de jabón de Marsella o un jabón suave que tengas en casa. Remoje un  paño  de microfibra y limpie la superficie. Recuerde no frotar, limpie con un paño suave y seque rápidamente.

Puliendo tus espacios de mármol

Hay varias formas de pulir superficies de mármol con diferentes productos.

Una prenda de lana

prenda de lana

logotipo de pinterest

Prenda de lana – Fuente: spm

¡Es uno de los remedios de abuela más conocidos! En lugar de tirar su suéter viejo con agujeros, recíclelo como una punta de pulido de mármol eficaz.

Si no tienes una pulidora, tu suéter de lana servirá. Con agua tibia, frote vigorosamente el suéter de lana sobre el mármol. Este método es muy inteligente para hacer que tu mármol brille. ¡Inmediatamente verás el resultado!

Bicarbonato

Como limpiador y desengrasante, este polvo blanco ecológico tiene propiedades abrillantadoras ideales para el  mármol .

Solo necesita disolver una cucharada en 1 litro de agua y empapar un paño suave. Luego limpie las superficies. También puedes poner el líquido en una botella con atomizador. Un método especialmente indicado para la limpieza de mostradores. Consejo: mezcle bicarbonato de sodio con aceite de oliva para obtener aún más brillo.

Nota: si no tienes bicarbonato de sodio a mano, siempre puedes usar agua con gas. Una gran alternativa para limpiar y dar brillo a tus superficies sensibles y delicadas. ¡Combinado con la piedra de arcilla, el mármol será aún más luminoso! Otros ingredientes también pueden ser útiles para pulir este material, como el aceite de linaza o el talco. Siendo este último un ingrediente muy suave para pulir eficazmente el mármol sin rayarlo.

Nota

Siempre es importante seguir las instrucciones del fabricante para evitar el deterioro del material. También se recomienda encarecidamente precaución: el mármol puede ser impredecible y reaccionar de manera diferente según su procedencia. Por ello, se recomienda encarecidamente empezar siempre por la limpieza de un pequeño rincón aislado y observar el resultado antes de acometer el resto de superficies.